domingo, 27 de noviembre de 2016

30% de los niños con tdah son afectados por factores paicosociales


Un 30% de los niños con trastorno de atención e hiperactividad (TDAH) son afectados por factores psicosociales externos que hacen que su enfermedad tenga una peor evolución, según concluye la tesis del psicólogo clínico del Hospital Universitari Institut Pere Mata Fernando López Seco.
El estudio ‘Factores de riesgo psicosocial del TDAH’ demuestra cómo la influencia de factores externos en la evolución de niños con TDAH, como pueden ser el maltrato en la familia, la sobreprotección y una mala situación económica, evitan que la enfermedad evolucione favorablemente.
López Seco ha constatado también que todos los padres de los niños con TDAH estudiados en esta muestra presentan síntomas de psicopatologías, y hasta un 20% también presentan síntomas de TDAH, por lo que los antecedentes psiquiátricos de los padres toman una importancia significativa.
PROTOCOLES DISTINTOS
El objetivo de la tesis es establecer intervenciones y protocolos distintos a los estándares para aquellos niños que presenten una situación de riesgo acrecentada por estos factores externos, coordinados con circuitos sanitarios que puedan mejorar la atención en salud mental a padres de niños con TDAH que presenten psicopatologías.
Para detectar a aquellos niños en situación de riesgo, López Seco pide la coordinación con otros agentes como los servicios sociales y de la Conselleria de Enseñanza, que ayudaría a detectar a estos niños y evitaría que fueran tratados de una manera inefectiva. los niños con trastorno de atención e hiperactividad (TDAH) son afectados por factores psicosociales externos que hacen que su enfermedad tenga una peor evolución, según concluye la tesis del psicólogo clínico del Hospital Universitari Institut Pere Mata Fernando López Seco.
El estudio ‘Factores de riesgo psicosocial del TDAH’ demuestra cómo la influencia de factores externos en la evolución de niños con TDAH, como pueden ser el maltrato en la familia, la sobreprotección y una mala situación económica, evitan que la enfermedad evolucione favorablemente.
López Seco ha constatado también que todos los padres de los niños con TDAH estudiados en esta muestra presentan síntomas de psicopatologías, y hasta un 20% también presentan síntomas de TDAH, por lo que los antecedentes psiquiátricos de los padres toman una importancia significativa.
PROTOCOLES DISTINTOS
El objetivo de la tesis es establecer intervenciones y protocolos distintos a los estándares para aquellos niños que presenten una situación de riesgo acrecentada por estos factores externos, coordinados con circuitos sanitarios que puedan mejorar la atención en salud mental a padres de niños con TDAH que presenten psicopatologías.
Para detectar a aquellos niños en situación de riesgo, López Seco pide la coordinación con otros agentes como los servicios sociales y de la Conselleria de Enseñanza, que ayudaría a detectar a estos niños y evitaría que fueran tratados de una manera inefectiva.

Asociación de características de trastorno del desarrollo de la coordinación con síntomas de trastorno por déficit de atención con hiperactividad

Asociación de características de trastorno del desarrollo de la coordinación con síntomas de trastorno por déficit de atención con hiperactividad en niños de la ciudad de Manizales

Introducción: El trastorno del desarrollo de la coordinación (TDC) en la infancia es un problema importante para la salud pública, ya que tiene repercusiones importantes en las diferentes esferas del desarrollo: motor, cognitivo, psicosocial y emocional; por ello es frecuente la comorbilidad con otros trastornos del desarrollo infantil. Se presenta un estudio que determina la asociación de características de TDC con síntomas del trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH).
Objetivo: Determinar la asociación de características de TDC con síntomas de TDAH en niños y niñas de la ciudad de Manizales, Colombia.
Métodos: Estudio descriptivo y de asociación con una muestra de 140 niñas de 6-12 años de edad, aleatorizados en instituciones educativas públicas y privadas. Se realizó entrevista estructurada y aplicación de los instrumentos MINIKID y Cuestionario para Trastorno del Desarrollo de la Coordinación (CTDC). Se realizaron análisis descriptivo univariable para la caracterización sociodemográfica y pruebas de asociación a través del test de la χ2 y grado de dependencia con coeficiente φ.
Resultados: Se encontró asociación estadísticamente significativa entre características de TDC y síntomas de TDAH (φ = 0,452; p = 0,001).
Conclusiones: En la población estudiada se encontró asociación entre características de TDC y síntomas de TDAH, lo que indica que niños con dificultades en el desempeño motor también pueden sufrir dificultades de atención e hiperactividad.
Acceso al texto completo.
Abstract
Introduction: Developmental coordination disorder (DCD) in childhood is an important public health problem, which has important implications for different spheres of development: motor, cognitive, psychosocial and emotional. Therefore, the presence of comorbidity is common, along with other disorders in child development. this article presents a study that determines the association between DCD characteristics with attention deficit and hyperactivity disorder (ADHD) symptoms.
Objective: To determine the association between DCD characteristics and ADHD symptoms in the city of Manizales, Colombia.
Methods: Cross-sectional, descriptive and associative study, in a sample of 140 children aged 6-12, randomised in public and private institutions. A structured interview was conducted, along with the questionnaires MINIKID and Cuestionario para Trastorno del Desarrollo de la Coordinación (CTDC). A descriptive univariate analysis was performed on the the sociodemographic characteristics, as well as association tests with 2 test, and dependence level with φ coefficient.
Results: A statistically significant association was found between the CTDC characteristics with ADHD symptoms (φ=.452; P=.001).
Conclusions: An association was found in the studied population between the CTDC characteristics and ADHD symptoms, indicating that children with difficulties in motor performance may also have attention difficulties and hyperactivity.

Duración de la lactancia materna y el desarrollo cognitivo, rasgos autistas y síntomas TDAH

Asociación entre la duración de la lactancia materna y el desarrollo cognitivo, rasgos autistas y síntomas TDAH: un estudio multicéntrico en España

Varios estudios han relacionado la duración de la lactancia materna a un mejor rendimiento intelectual en los niños. Por el contrario, pocos estudios han investigado los efectos protectores potenciales de la lactancia materna frente a problemas de comportamiento tales como síntomas de trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH), e incluso menos en los trastornos del espectro autista (TEA).
Se analizó la asociación entre la duración de la lactancia materna y el desarrollo cognitivo, la atención, los síntomas del TDAH y los rasgos autistas, utilizando datos del Proyecto INMA, un estudio multicéntrico español de cohorte de nacimientos y teniendo en cuenta la intensidad de la lactancia materna. La duración de cualquier lactancia materna predominante y exclusiva fue documentada durante la infancia a través de cuestionarios maternos. Los niños (N = 1.346, edad media = 4.9 años) fueron evaluados usando las Escalas de Habilidades de los niños de McCarthy, la prueba de Rendimiento Continuo Kiddie de Conners, los criterios de la lista de síntomas del DSM-TDAH y el Test del Espectro Autista Infantil.
Después del ajuste para varios factores de confusión, la duración más larga de la lactancia materna se asoció independientemente con un mejor desarrollo cognitivo y con menos rasgos autistas. Este estudio proporciona evidencia adicional de una asociación positiva de la lactancia materna con la función cognitiva aparte de los factores socioambientales, y también sugiere un papel protector contra los rasgos autistas. Los resultados están de acuerdo con las recomendaciones para prolongar la duración de la lactancia materna para promover el desarrollo del niño.
Para acceder al texto completo consulte las características de suscripción de la fuente original: http://www.nature.com/pr/index.html
Abstract
BACKGROUND: Several studies have related longer breastfeeding duration to better intellectual performance in children. By contrast, few studies have investigated the potential protective effects of breastfeeding against behavioral problems such as attention deficithyperactivity disorder (ADHD) symptoms, and even fewer on autism spectrum disorders (ASD) traits.
METHODS: We examined the association between breastfeeding duration and cognitive development, attention, ADHD symptoms, and autistic traits using data from the INMA Project, a Spanish multicenter birth-cohort study, and taking into account the intensity of breastfeeding. Duration of any, predominant, and exclusive breastfeeding was documented during infancy through maternal questionnaires. Children (N = 1,346; mean age = 4.9 years) were assessed using the McCarthy Scales of Children’s Abilities, Conners’ Kiddie Continuous Performance Test, criteria of the DSM-ADHD symptoms form list, and the Childhood Autism Spectrum Test.
RESULTS: After adjustment for several confounders, longer duration of breastfeeding was independently associated with better cognitive development and with fewer autistic traits.
CONCLUSION: This study provides further evidence of a positive association of breastfeeding with cognitive function apart from socio-environmental factors, and also suggests a protective role against autistic traits. Results are in agreement with recommendations for prolonged breastfeeding duration to promote child development.

sábado, 19 de noviembre de 2016

Actuación de la enfermera de atención primaria en la detección precoz del trastorno por déficit de atención/hiperactividad (TDAH)
Raúl García Vallejo

Resumen

El TDAH se caracteriza por una serie de comportamientos que interfieren en el óptimo desarrollo evolutivo del niño, tanto a nivel cognitivo, como de relación con la familia e integración con el resto de niños de su edad. Entre el 40-70% de esos niños seguirá teniendo problemas en la adolescencia y entre el 30-65% en la edad adulta. Se estima que en torno al 4-8% de la población mundial puede estar afectada. En España un 4,23% ± 2,73 en niños de 4 a 15 años, y un 3,97% ± 2,97 en la Comunidad de Madrid. La evidencia disponible avala que la pediatría de atención primaria puede y debe involucrarse activamente en el diagnóstico precoz del TDAH y en su seguimiento y/o derivación, según proceda. Las enfermeras de pediatría de atención primaria son una pieza clave en ese proceso, tanto en las consultas a demanda como, sobre todo, en las concertadas del programa de Atención al Niño Sano. Su papel es efectivo y eficiente, siempre y cuando posean una formación previa específica sobre el tema. El presente trabajo pretende ser una herramienta para orientar a dichas enfermeras en el establecimiento de diagnósticos enfermeros que supongan la posterior confirmación del trastorno.

Palabras clave


Niños hiperactivos; Atención–Trastornos en niños; Salud escolar;

Texto completo:

http://www.revistareduca.es/index.php/reduca-enfermeria/article/view/1024

lunes, 24 de octubre de 2016

Estudios sobre trastornos de la conducta alimentaria y TDAH

Un 23,5% de los niños y adolescentes aragoneses que padecen un trastorno de la conducta alimentaria presentan también síntomas del trastorno por déficit de atención e hiperactividad, conocido como TDAH. Así se desprende de un estudio pionero realizado en las consultas de Psiquiatría Infantil del Hospital Clínico Lozano Blesa, la unidad de referencia en Aragón para el abordaje de este tipo de casos.
El psiquiatra Pedro M. Ruiz Lázaro, quien dirige la tesis doctoral de la doctora Barrera, expondrá este viernes en Madrid los resultados de este estudio elaborado a lo largo de 2015 con una muestra de 119 pacientes menores de edad que son atendidos en las consultas de Psiquiatría Infantil del Hospital Clínico de Zaragoza.
“La impulsividad asociada al TDAH -explica el doctor Ruiz- favorece que haya muchas comorbilidades asociadas a este trastorno”. O lo que es lo mismo, incrementa la posibilidad de que ese niño o adolescente desarrolle otras patologías asociadas, como son los trastornos de la conducta alimentaria de tipo bulímico, atracones, o el riesgo de que en su etapa adulta tenga problemas por consumo y abuso de drogas.
“Cuanta más comorbilidad aparece, el pronóstico es peor, pero si abordamos este tipo de casos de forma interdisciplinar, ofreciendo tratamiento para todos los problemas asociados, la probabilidad de éxito es mayor”, defiende este psiquiatra que forma parte del Grupo de Especial Interés en el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (GEITDAH).
De la comorbilidad asociada a este trastorno y de los factores de riesgo que están detrás versará la ponencia de este especialista aragonés en Madrid, ciudad que acoge este viernes un congreso organizado por el grupo GEITDAH para abordar los últimos avances en el manejo clínico del TDAH.
Desde sus inicios, en el año 2007, este grupo dirigido por el psiquiatra Francisco Montañés, profesor de Medicina en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, ha profundizado en el diagnóstico y el tratamiento del TDAH en un momento en el que esta afección está cobrando relevancia en la sociedad. “El TDAH no se enseñaba en las facultades de Medicina hasta hace relativamente poco, pero ha existido siempre. Cuando yo empecé a ver este trastorno, ningún especialista de adultos trataba con medicación a pacientes con TDAH, y sin embargo ahora se ven muchos casos de adultos a los que se les confirma el diagnóstico y se les trata”, subraya Montañés.
Profundizar en el estudio de las comorbilidades asociadas a este trastorno es uno de los grandes retos que la comunidad médica se plantea resolver en los próximos años. El estudio pionero realizado en el Hospital Clínico despeja algunos de esos interrogantes, pero los frentes abiertos son varios: desde la relación de este trastorno con el riesgo de desarrollar obesidad a su vínculo con la adicción a las nuevas tecnologías, algo que ya se ha demostrado. “Los TDAH son los pacientes que más se enganchan al uso de dispositivos electrónicos -móviles, tablets, ordenadores-. Antes no sabíamos cómo enfocarlo y ahora ha pasado a ser uno de los problemas principales de este trastorno que no acaba en la infancia”, apostilla Montañés, quien asegura pautar tratamientos con tiempos de ‘abstinencia’ y recomienda asimismo la supervisión de los padres. “Los niños no se pueden autoregular. Los adultos se tienen que dar cuenta de que el móvil no es inofensivo y de que hay que controlar su uso”, añade.
Otra parte de la comorbilidad de este trastorno se asocia a problemas de electoescritura y es que, según datos de este especialista, es frecuente que en un 20% de los casos de TDAH se vean otros trastornos relacionados con estas habilidades educativas. “Hay que explorar esa comorbilidad asociada porque si no el paciente va a tener una muy mala evolución”, señala.
En cualquier caso, la respuesta a este tipo de casos se debe dar en los diferentes ámbitos y de una forma coordinada entre psiquiatras, pediatras, psicopedagogos y educadores. “Los profesionales han de ponerse de acuerdo sobre cómo tratar a esos pacientes. Todos tenemos que hablar con todos y la coordinación para que esto funcione bien debe ser promocionada por las instituciones, pero si no surge de abajo para arriba, con la iniciativa de los propios profesionales, esto no funcionará”, concluye Montañés.

Cataluña.-Crecen un 55% las primeras visitas de adolescentes por TDAH en centros de salud mental


Las primeras visitas atendidas en centros de salud mental infantil y juvenil (CSMIJ) del sistema sanitario público catalán por trastornos de déficit de atención e hiperactividad (TDAH) de adolescentes entre 12 y 17 años han aumentado un 55,2% entre 2010 y 2014.
Según datos de la Conselleria de Salud, consultados por Europa Press, las primeras visitas atendidas en este grupo de edad por TDAH pasaron de 939 en 2010 a 1.458 en 2014, y las de menores de 12 años, aumentaron pero menos, un 10%: de 2.071 en 2010 a 2.285 en 2014.
Los pacientes en TDAH tratados con fármacos a cargo de la red sanitaria pública catalana ascendieron un 5,2% en los jóvenes en un año –de 10.149 en 2013 a 10.680 en 2014, mientras que el tratamiento farmacológico se redujo casi un 6% en el caso de los menores de 12 años.
En declaraciones a Europa Press, el psicólogo clínico José Ramón Ubieto, ha sostenido que “cada vez más, escuela, pediatras y familias llaman TDAH a dificultades y malestares infantiles”, razón por la que acuden a los CSMIJ para que confirmen esta sospecha, lo que puede suceder con un diagnóstico simplista.
Ubieto, autor del libro ‘TDAH. Hablar con el cuerpo’ sobre la subjetividad del proceso de comprender este trastorno: “El TDAH es la primera manera de nombrar una dificultad que tiene nuestro hijo en la escuela, sin pararnos a pensar en un problema conductual o de adaptación en vez de una enfermedad”.
Según él, la diferencia del número de visitas entre jóvenes y niños se debe a que la adolescencia es un momento más delicado a nivel educativo porque es mucho más complicado establecer cierto orden en clase: “La escuela ha dejado en manos de la psicología y la psiquiatría problemas que son educativos”.
RELACIÓN CON LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS
El psicólogo ha alertado del riesgo que supone un diagnóstico de TDAH enmascarado con un problema educativo porque se responsabiliza al adolescente, hecho que lanza un mensaje de que “no debe hacer nada porque tiene una enfermedad”.
También ha relacionado el aumento de estas dificultades con la aparición de los móviles inteligentes, videojuegos e Internet porque ofrecen una gran cantidad de estímulos: “Nuestra sociedad es hiperactiva: estás mirando la televisión, ‘whatsappeando’ y dándole a la consola”.
ENTRE EL 5% Y EL 10% DE LOS ADOLESCENTES
Según la Conselleria de Salud, entre el 5% y el 10% de los menores de 18 años sufre este trastorno, y los casos atendidos en los CSMIJ han pasado de representar un 14,84% en 2008 a un 23,46% en 2013 –13.738 jóvenes–.
El TDAH es un trastorno de origen neurobiológico que se inicia durante la infancia y comporta un patrón persistente de conductas de desatención, hiperactividad e impulsividad –o una combinación–, que condicionan las funciones básicas de la actividad diaria, como el aprendizaje o las relaciones sociales.
Según Salud, el TDAH se asocia con frecuencia con otros trastornos como los de aprendizaje, el trastorno negativista desafiante o de conducta, de estado de ánimo, la ansiedad o el autismo, por lo que “es importante un diagnóstico válido y específico del trastorno”, diferenciado de la comorbilidad.

Más del 50% de los pacientes con TDAH y depresión moderada reduce la dosis de fármacos con terapia asistida con animales

Más del 50% de los pacientes con TDAH y depresión moderada reduce la dosis de fármacos con terapia asistida con animales

Más del 50 por ciento de los pacientes con depresión leve o moderada, trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) o discapacidad psíquica leve consigue reducir las dosis de medicamentos cuando reciben terapia asistida con animales, especialmente con perros.
Así lo ha asegurado este lunes la psiquiatra del Hospital de Torrejón (Madrid), Helena Díaz, en cuyo hospital se ha llevado a cabo un programa para conocer los beneficios que los tratamientos con perro aportan a estos pacientes y, también, a los jóvenes que padecen esquizofrenia.
Si bien a estos últimos, las terapias asistidas con animales no consigue reducir los tratamientos farmacológicos ya que sus dosis “están más ajustadas”, las personas mayores con depresión moderada, los niños con TDAH y los adultos con algún tipo de discapacidad psíquica sí que experimentan “importantes beneficios” a los seis meses de estar con estos animales, los cuales han sido previamente adiestrados por profesionales expertos para realizar sesiones de unos 50 minutos o 55 minutos entre una y dos veces por semana.
“Aporta beneficios a nivel cognitivo, emocional-afectivo, físico y a nivel social. Y es que, hemos comprobado que las terapias asistidas con perros, las cuales nunca son sustitutivas al resto, sino complementarias, mejoran la atención y concentración de los pacientes, la comunicación verbal, la memoria, la ejecución y resolución de problemas, aumenta la motivación e, incluso, ayudan a disminuir la ansiedad y los miedos de los pacientes”, ha argumentado Díaz.
MARCA “UN ANTES Y UN DESPUÉS” EN LOS PACIENTES
Pero también, tal y como ha señalado la directora de la Asociación Yaracán, Begoña Morenza, ayudan a los niños con cáncer, con parálisis cerebral y con esclerosis múltiple. En este sentido, un paciente con EM ha asegurado que tener un perro ha marcado “un antes y un después” en su vida, ya que le ayuda en sus tareas diarias y le aporta “mucho” cariño. “Es como una herramienta de trabajo, me ayuda a coger las cosas del suelo porque yo no puedo, me abre la puerta y me hace compañía”, ha reconocido.
Del mismo modo, los animales ayudan también a los propios profesionales sanitarios ya que la estimulación que provocan a los pacientes les permite trabajar mejor con ellos. “El ambiente de seguridad y calma que les aporta nos ayuda a los psicólogos a adentrarnos en determinadas parcelas psíquicas del enfermo o a los rehabilitadores a manejar mejor su musculatura”, ha apostillado la psicóloga del Colegio Los Álamos de Madrid, Bárbara Lorenzo.
No obstante, el portavoz del Colegio Profesional de Veterinarios de Madrid, Gonzalo Giner, ha avisado de que no todos los perros sirven para estas terapias, siendo los que aprenden más rápido y los que se concentran mejor (como por ejemplo los pastores alemanes) los más indicados para asistir a estos pacientes.
Asimismo, Morenza ha recordado la importancia de que el animal también “disfrute” de estos momentos y no se convierta en una actividad estresante, y ha advertido no a todos los enfermos se les recomienda dado que, en algunos casos, puede ser contraproducente. Por ello, los expertos han subrayado la necesidad de que estos tratamientos sean realizados por profesionales especializados en la materia.